lunes, 19 de enero de 2015

Venid y veréis

Poco más se puede decir de lo que ya se ha dicho y dirá de la visita pastoral del Papa Francisco a Sri Lanka y Filipinas. Ojalá digamos y escribamos menos, y vivamos mucho más lo que él nos dice por medio de discursos, homilías, textos... y gestos... Precioso su modo de enseñarnos a orar y descansar confiados en el Señor al contarnos sobre su imagen de san José dormido encima de su escritorio...

Hoy quiero quedarme con un detalle sencillo de la Misa de despedida de ayer en el parque Rizal de Manila: el Papa llevaba una acreditación colgada al cuello. Al principio me chocó, pues pensé: ¿quién no reconocería al Papa? Y luego caí: él estaba allí como un peregrino de la fe más, con toda su humildad y sencillez, y con esa mirada profunda llena de ternura y oración.

Además... con tanto sacerdote y religioso como había vestidos con sotanas blancas... mejor que el Papa fuera bien identificado, no sea que se perdiera y no le dejaran entrar en las zonas donde debía estar, jej ;-)

Sigamos aprendiendo del Papa Francisco. ¿Queréis conocer cómo es una vida en el Señor? Venid y veréis... (Juan , 1, 39)




Canción: "La luz de Francisco"
Letra, música e interpretación: Palito Ortega
https://www.youtube.com/watch?v=H1tnINQBNbo


Está brillando una luz, una luz en el camino,
para llegar a Jesús de la mano de Francisco.
Francisco es la nueva luz, una luz que alumbra a todos,
vamos a rezar por él, como él reza por nosotros.

Francisco abrió sus brazos para cuidar al pueblo de Dios,
y sobre todo al más pobre como Jesús los cuidó.
Llegaste del fin del mundo con la divina misión,
de anunciarle a tus hermanos el evangelio de Dios.

Está brillando una luz, una luz en el camino,
para llegar a Jesús de la mano de Francisco.
Francisco es la nueva luz, una luz que alumbra a todos,
vamos a rezar por él, como él reza por nosotros.

Vamos a seguir tus pasos que nuestra guía sea tu voz,
queremos ir de tu mano, ir al encuentro de Dios.
El mundo está celebrando porque encendiste una nueva luz,
porque siembras tu palabra de amor igual que Jesús.

Está brillando una luz, una luz en el camino,
para llegar a Jesús de la mano de Francisco.
Francisco es la nueva luz, una luz que alumbra a todos,
vamos a rezar por él, como él reza por nosotros.

Francisco, Papa querido, una oración vamos a rezar,
para pedir que te cuide siempre nuestra Virgen de Luján.
Cantemos con alegría a nuestro hermano Francisco,
para el Pastor de la Iglesia, para el Vicario de Cristo.

Está brillando una luz, una luz en el camino,
para llegar a Jesús de la mano de Francisco.
Francisco es la nueva luz, una luz que alumbra a todos,
vamos a rezar por él, como él reza por nosotros.