domingo, 8 de marzo de 2015

III Domingo de Cuaresma

¿Qué necesito que expulses de mí, Señor?

El 15 de agosto del año 2005 el Papa Benedicto XVI concedió una entrevista a Radio Vaticana, en el ámbito de la Jornada Mundial de la Juventud. En ella afirmaba lo siguiente:

“Quisiera mostrarles lo bonito que es ser cristianos, ya que existe la idea difundida de que los cristianos deban observar un inmenso número de mandamientos, prohibiciones, principios, etc., y que por lo tanto el cristianismo es, según esta idea, algo que cansa y oprime la vida y que se es más libre sin todos estos lastres. Quisiera en cambio resaltar que ser sostenidos por un gran Amor y por una revelación no es una carga, sino que son alas, y que es hermoso ser cristianos. Esta experiencia nos da amplitud, pero sobre todo nos da comunidad, el saber que, como cristianos, no estamos jamás solos: en primer lugar encontramos a Dios, que está siempre con nosotros; y después nosotros, entre nosotros, formamos siempre una gran comunidad, una comunidad en camino, que tiene un proyecto de futuro: todo esto hace que vivamos una vida que vale la pena vivir. El gozo de ser cristianos, que es también bello y justo creer”.

Vivimos nuestra fe como si fuéramos “agentes secretos”. Con miedo de dar razones de nuestra alegría y esperanza. Con miedo a ser distintos en medio de lo que nos rodea. Con ataduras que nos impiden vivir la libertad de los hijos de Dios, como si tuviéramos que pedir perdón por conocer a Cristo crucificado y resucitado. Con una mentalidad reduccionista y negativa, que usa frases como: “huy, si tuviera más fe” o “huy, yo cristianito de a pie, yo nunca seré santo”.

¿Qué necesito que Cristo expulse de mi vida para mostrar el gozo de ser cristiano? ¿Qué necesito que Cristo cambie en mis pensamientos para tener una mentalidad de victoria, con una confianza absoluta en el Amor y la Misericordia de Dios? ¿Cuáles son las cargas que me impiden desplegar mis alas y volar hacia la santidad?

Entra, Señor, en el templo de mi cuerpo, edifica una nueva vida en mí y llévame más allá…



Canción: “En mi Getsemaní"
Autor: P. Eduardo Meana






No hay comentarios:

Publicar un comentario