domingo, 28 de diciembre de 2014

Corazón de carpintero enamorado

José, hombre sencillo. José, humilde discípulo de tu Hijo. José, sencillo carpintero. En tus brazos un tremendo Misterio: la locura de tu Dios hecho Hombre. La locura de este Dios hecho Niño pequeño al que abrazas contra tu pecho. La locura de ser elegido, por tu humildad y sencillez, custodio de la Madre del Verbo.

Columna invisible, imprescindible y amante de la Sagrada Familia: invisible porque vivías en segundo plano, sabiendo que el centro era siempre Él; imprescindible porque Jesús te necesitaba como padre y maestro; amante silencioso de la belleza del alma inmaculada de María.

Modelo de abandono confiado, de obediencia, de santidad... enséñanos a ser como tú, a dejarnos hacer, a vivir en absoluta obediencia y confianza en los designios de Dios, a entregar nuestra vida entera por Jesús.

Enamora nuestro corazón, enamóranos de Él.





Canción: La canción del carpintero
Autor: Daniel Poli
https://www.youtube.com/watch?v=Ve6I1lZb3-I