miércoles, 12 de noviembre de 2014

Eras Tú...

Hay veces que en nuestra vida nos despistamos. Parece que el Señor ha retirado su mano de nosotros y densas tinieblas invaden nuestra alma. Perdemos el rumbo, nos alejamos del Amor, nos alejamos del Señor...

O al menos eso parece...

... porque, en el fondo, es sólo apariencia. Y, en el fondo, LO SABEMOS. Sabemos que esto pasará, que Él jamás nos deja. Que siempre, SIEMPRE, está a nuestro lado. Él nos levanta, continuamente, de allí donde estamos postrados. Él siempre nos muestra otro camino allí donde parece que todas las puertas se han cerrado. Él siempre nos da nueva vida allí donde parece que el pasado y sus heridas nos ahogan...

Pero hay que hacer una apuesta: PONER A CRISTO EN EL CENTRO. Dejar que realmente Él reine y sea el Señor de nuestra vida. Sólo así todo estará en su sitio y volverá la paz...

¿A qué estás dispuesto a renunciar y dejar morir en tu vida para que Cristo reine? ¿Cuán pequeño estás dispuesto a ser? ¿Cuánta humildad hay realmente en ti?

Porque "Dios es... y eso basta..." (San Francisco de Asís)


"Ya sabe vuestro Padre celestial que tenéis necesidad de todo eso. 
Buscad sobre todo el reino de Dios y su justicia; 
y todo esto se os dará por añadidura" (Mt 6, 32-33)


Canción: Eras Tú
Autor: Jesús Adrián Romero