martes, 30 de diciembre de 2014

El mejor GPS

Mañana celebraremos a nivel mundial el fin de un año y el comienzo de otro. En distintos lugares, en distintos husos horarios, con distintas tradiciones... pero todos unidos mirando hacia un mismo punto: lo que traerá el futuro del nuevo año.

Muchos planes por rematar o dejar atrás... Muchos deseos, muchas ilusiones nuevas que alcanzar... Pero hay tantos caminos, tantas puertas que abrir... ¿cómo saber cuál es la correcta, cuál es el camino bueno?

Necesitamos un GPS, este invento moderno que nos indica el camino cuando no sabemos hacia dónde vamos. ¿Moderno? En la foto vemos una primera versión ¡del año 1930!

Pero tenemos un GPS aún mejor: el AMOR de Dios. Es nuestra mejor estrella, la que nos guía hacia el camino correcto. Es nuestra fortaleza para empujar y abrir la puerta correcta.

Si nuestra vida está en manos de Dios, no hay futuro que no podamos conquistar. Así que... ¿qué mejor que dejarse hacer en sus manos?

No temas, Dios sabe mejor que tú lo que necesitas. Él sabe mucho mejor que tú lo que te va a hacer feliz, plenamente feliz. No tengas miedo... ¡porque Él es tu Dios!





Foto: GPS de 1930.

Canción: Con amor eterno
Autor: Alejandro Ruiz
https://www.youtube.com/watch?v=SS8t81f-hUU



domingo, 28 de diciembre de 2014

Corazón de carpintero enamorado

José, hombre sencillo. José, humilde discípulo de tu Hijo. José, sencillo carpintero. En tus brazos un tremendo Misterio: la locura de tu Dios hecho Hombre. La locura de este Dios hecho Niño pequeño al que abrazas contra tu pecho. La locura de ser elegido, por tu humildad y sencillez, custodio de la Madre del Verbo.

Columna invisible, imprescindible y amante de la Sagrada Familia: invisible porque vivías en segundo plano, sabiendo que el centro era siempre Él; imprescindible porque Jesús te necesitaba como padre y maestro; amante silencioso de la belleza del alma inmaculada de María.

Modelo de abandono confiado, de obediencia, de santidad... enséñanos a ser como tú, a dejarnos hacer, a vivir en absoluta obediencia y confianza en los designios de Dios, a entregar nuestra vida entera por Jesús.

Enamora nuestro corazón, enamóranos de Él.





Canción: La canción del carpintero
Autor: Daniel Poli
https://www.youtube.com/watch?v=Ve6I1lZb3-I




martes, 23 de diciembre de 2014

Siempre gracias...

Hay personas que dejan una huella imborrable en nuestras vidas. Y no depende tanto del tiempo que compartamos con ellos, sino la intensidad de los momentos.

Si miramos nuestra vida, desde el presente hacia atrás, pasito a pasito, podemos ver que el Señor nos ha regalado conocer a muchas grandes personas que han marcado nuestras vidas y nuestras almas de distintas maneras. Algunos han pasado de largo, otros permanecen a nuestro lado. Pero lo que somos no se entiende sin ellos.

Son muchos, pero hoy quiero hacer recuerdo especial a un gran hombre: el padre Arsenio, religioso agustino de "profesión" y carismático de corazón. Nunca olvidaré miles de pequeños momentos compartidos, momentos en los que aprendí muchísimo, en los que me sentí acogida, escuchada y muy querida, en los que pude beber del inmenso amor que tenía a Dios y a la Renovación Carismática.

En especial la peregrinación a Medjugorje que compartimos, donde fuimos compañeros y amigos. Es un recuerdo precioso la celebración del día de San Agustín en la Aldea de la Madre. Su pasión contagiaba, su pasión me contagió.

A tantos y tantas a los que os debemos tanto... porque somos gracias a vosotros..., por tantas veces en las que no os dimos las gracias....

A tantos y tantas a los que os debemos tanto... siempre gracias...





Foto: oración de sanación en la peregrinación a Medjugorje (2010)




martes, 16 de diciembre de 2014

Sabías que...?

Quedan muy poquitos días para Navidad. Hoy se inicia la Novena preparatoria, mañana la liturgia nos invita a contemplar al Señor que viene de una manera más especial a través de las antífonas del Magníficat en las Vísperas...

Son días especiales para acompañar a la Virgen María y a San José en su camino hacia Belén: ¿cómo estarían sus corazones?, ¿cuán grande sería su ilusión e, incluso, su curiosidad por Aquel Dios que se haría Niño entre sus brazos?. ¿Cuán grande no sería su asombro al contemplar el gran misterio de un Dios santísimo que escoge a humildes y pequeños, a los anawin, para cumplir sus designios de Salvación, de Redención, de inmensa Misericordia?

Hoy os invito a escuchar y orar con esta canción:



Está dedicada a María, pero os invito a que pongamos cada uno de nosotros nuestro propio nombre. Porque... ¿somos realmente conscientes de lo que celebramos estos días?

María, Madre, la más pequeña y humilde de las criaturas del Señor: ábrenos tu corazón. Acógenos en él y muéstranos cómo te preparabas para Jesús. Enséñanos a esperarle como tú, a abrir nuestras entrañas para engendrar a nuestro Salvador. Enséñanos a ser como tú...


¿María, lo sabías?

María, ¿sabías que tu bebé un día caminaría sobre el agua?
María, ¿sabías que tu bebé salvaría a nuestros hijos e hijas?

¿Sabías que tu Niño ha venido para hacerte de nuevo?
Que ese Niño que entregaste, pronto te hará libre.

María, ¿sabías que tu bebé dará la vista a un hombre ciego?
María, ¿sabías que tu bebé calmará la tormenta con su mano?

¿Sabías que tu bebé ha caminado donde los ángeles pisaron?
Cuando besas a tu pequeño bebé, besas el rostro de Dios.

¿María, lo sabías? ¿María, lo sabías?

Los ciegos verán, los sordos oirán.
Los muertos volverán a vivir.
Los paralíticos saltarán,
los mudos hablarán las alabanzas del Cordero.

María, ¿sabías que tu bebé es el Señor de toda la Creación?
María, ¿sabías que tu bebé  un día gobernará las naciones?

¿Sabías que tu bebés es el Cordero perfecto del Cielo?
Que el Niño dormido que sostienes en tus brazos es el gran Yo Soy.

¿María, lo sabías? ¿María, lo sabías?


Canción: Mary, did you know?
Intérprete: Pentatonix
https://www.youtube.com/watch?v=ifCWN5pJGIE



jueves, 4 de diciembre de 2014

Hoy... es siempre...

Hay vidas que resplandecen. Incluso en la mayor de las pobrezas. Y precisamente por eso... porque son pobres y sencillas a lo ojos humanos, pero inmensamente ricas para Dios. Porque el que se sabe pobre y necesitado, el de corazón profundamente humilde, se convierte en tierra fértil para que el Señor pueda plantar la semilla de su Palabra y que dé el fruto esperado (cfr. Mc 4, 2-20)

Y no importa que ese fruto sea del treinta, del sesenta o del ciento por uno... Lo único que importa es que son vidas que dan gloria a Dios dando fruto. Y su fruto es el amor.

"Con esto recibe gloria mi Padre, con que deis fruto abundante; 
así seréis discípulos míos. 
Como el Padre me ha amado, así os he amado yo; 
permaneced en mi Amor" (Jn 15, 8-9)

Son vidas que se han descubierto profundamente amadas y han vivido derrochando a raudales el Amor recibido. Porque sólo así se da fruto abundante, dando gratis lo que gratis se recibe. El pequeño "sí" de hoy se convierte en un "sí" para siempre...

Estas líneas sirvan de tributo a tantos hombres y mujeres que han gastado y desgastado su vida dando mucha gloria a Dios. Muchos siguen entre nosotros, otros ya no... Honremos a los que aún tenemos a nuestro lado. Y el mejor modo es aprendiendo como buenos alumnos de aquellos que supieron dejarse hacer discípulos del Maestro.


Aprendamos de ellos:

"No hay que ir a los pobres más que con mucho amor, y ayudarles para que descubran, saboreen, experimenten y conozcan con qué amor y misericordia y ternura los ama Dios. Lo importante es que se sientan amados por Él (...) San Pablo dice: ¿Cómo van a creer, si nadie se lo anuncia? Por eso, si uno ama a Dios, habla de Él a los demás. El problema es que no conocemos a Dios. ¿Y cómo lo podemos conocer? Pues con la oración y con la Palabra; y también es necesaria la comunidad: la fe que no se comparte, no crece. Si tienes un encuentro con Jesucristo, tienes que darlo a los demás. ¡Muchos mueren tristes y amargados por no conocer a Dios".

"Lo que quiero es darle contento al Señor, darle descanso mientras otros le rechazan. Jesús es el más pobre de los pobres, siempre tan solo en el sagrario (...) Antes de entrar a la cárcel pido a Jesús la misericordia con la que Tú amas a cada uno de nuestros hermanos, solo quiero que conozcan lo maravilloso que es Dios".

"¿Se siente alguna vez impotente?  - Muchísimo. Él ha venido a salvarnos y hay tantas veces que no soy capaz de transmitirlo. Me da paz saber que todo está en sus manos. Yo no hago nada, es Cristo quien lo hace".

Gracias, sor Mari Luz. Descansa en el regazo del Amor de tu vida+



miércoles, 3 de diciembre de 2014

¿Etiquetados?

Vivimos en un mundo de etiquetas. Todo sirve para algo concreto y dura lo que dura, los alimentos tienen sus ingredientes, los aparatos sus indicaciones... Pero qué penoso cuando las etiquetadas son las personas y, más aún, cuando esto sucede dentro de la Iglesia.

Y yo me pregunto: ¿qué hubiera pasado si Jesús se hubiera dejado llevar por el "etiquetado" de sus discípulos respecto a la mujer samaritana? Según las reglas de la época, nunca se hubiera acercado a ella. Y ni ella ni todo el pueblo de Sicar hubieran tenido jamás la oportunidad de conocer al Mesías (Juan 4, 1-42)

¿Y qué hubiera pasado si María Magdalena, en lugar de haber sido profundamente amada y redimida por el Señor, hubiera sido etiquetada por éste? Según la mirada de las personas que la conocían, era una mujer sin esperanza, pecadora, no digna de confianza... y cosas peores (Juan 8, 1-11). Pero Jesús la mira con una mirada nueva, la hace sentirse digna de Misericordia y salvación, y la convierte en la apóstol de los mismos apóstoles (Juan 20, 11-18)

Yo no sé vosotros, pero yo estoy harta de los "etiquetados". Prefiero la Luz de la Vida :-) ¿Y tú?

"Yo soy la luz del mundo; el que me sigue no camina en tinieblas, 
sino que tendrá la luz de la vida" (Jn 8, 12)

Prefiero mendigar que su mismo Corazón reine en mí; tener ojos de Espíritu para mirar como Cristo mira, y así gozarme en mi Señor y en sus promesas:

"Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán Misericordia. 
Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios" (Mt 5, 7-8)


Canción: Yo creo en las promesas de Dios
Autor: Daniel Poli
https://www.youtube.com/watch?v=8dnXds9iYpU



martes, 2 de diciembre de 2014

Enriquecidos en todo

Pues sí, por pura Gracia, por Cristo hemos "sido enriquecidos en todo: en el hablar y en el saber; porque en vosotros se ha probado el testimonio de Cristo" (1 Co 1, 5-6)

No importa que parezca (sólo parezca) que el mal nos rodea y envuelve. No importa que parezca (sólo parezca) que los malos siempre ganan a los buenos. No importa que parezca (sólo parezca) que la fatalidad tiene la última palabra, que la maledicencia nos persiga e intente ahogarnos, que la mentira intente inundar nuestras vidas; que la envidia, el odio, el rencor... y tantas palabras oscuras y vacías anden de boca en boca y de corazón en corazón, llenando todo de oscuridad.

Y no importa porque Cristo ya ha vencido. Porque no es que el bien vaya a tener la última palabra... es que YA LA HA TENIDO. Y si vivimos así, dejando que el Amor de Cristo venza en nosotros, nuestra vida se llenará de luz y las tinieblas desaparecerán. E inundaremos a los demás de la misma luz divina.

Y entonces, ¡oh pura bondad de Dios!, en nuestra vida se habrá probado el testimonio de Cristo. ¡Somos ricos en Cristo! ¿Por qué lo dudamos? ¿Por qué no vamos con la frente en alto, con el orgullo de ser hijos de nuestro Padre Dios y hermanos del más hermoso de los hijos de los hombres? ¿Por qué no vamos con el corazón henchido de gozo y amor, derrochando tanta Gracia como recibimos por pura Misericordia? ¿De qué tenemos miedo? En Él estamos seguros... porque ¡¡Dios es fiel!!


"De hecho, no carecéis de ningún don, 
vosotros que aguardáis la manifestación de nuestro Señor Jesucristo. 
Él os mantendrá firmes hasta el final (...). 
Dios os llamó a participar en la vida de su Hijo, Jesucristo, Señor nuestro. 
¡Y Él es fiel!" (1 Co 1, 7-9)


Sigue adelante...


Canción: En Cristo
Intérprete: Athenas Vénica
https://www.youtube.com/watch?v=6c2mzdZnePc